PREVENIR EL DOLOR DE RODILLAS

ejercicios para la rodilla
Cómo combatir el dolor de rodilla

 

 

He aquí cinco consejos para prevenir (¡y curar!) el dolor de rodilla, uno de los más habituales en los adultos. Cinco, (no diez), para que te sea más fácil recordarlos…

 

La rodilla es una de las articulaciones que más sufren a lo largo de nuestra vida y el dolor de rodilla uno de los más comunes entre personas a partir de 45 años, debido a las tensiones sufridas por esta articulación a lo largo del tiempo y al desgaste que sufre. En concreto, es muy habitual en las mujeres a partir de la pre-menopausia, puesto que la menopausia supone el descenso de los niveles de estrógeno van disminuyendo las articulaciones se resienten. Pero también los jóvenes es un problema habitual, en su caso debido a lesiones puntuales que dejan muchas veces secuelas permanentes. Por ello es interesante, incluso cuando no hay todavía dolor, tener en cuenta consejos que ayudan a prevenirlo o controlarlo antes de que se torne incapacitante.

 

Se trata, sobre todo, de saber

1) Qué hacer para prevenir lesiones de rodilla

2) Qué hacer para prevenir o reducir el desgaste de la articulación.

Pero sucede que ambas cosas son inseparables, pues excepto en casos de lesiones deportivas muy concretas, la mayoría de lesiones de rodilla se pueden llegar a evitar si sabes cómo combatir el desgaste de cartílagos y ligamentos.

 

CINCO CONSEJOS PARA PREVENIR LAS LESIONES DE RODILLA y EVITAR EL DESGASTE DE LA ARTICULACIÓN
  1. POSTURAS-. Nunca fuerces la articulación hacia posturas extrañas o que te supongan un sobreesfuerzo (ponerse en cuclillas durante demasiado rato puede ser un buen ejemplo). Del mismo modo, permanecer en la misma postura durante largo rato no es aconsejable, ya que produce sobrecarga de la articulación de la rodilla.
  2. DIETA-. Es recomendable una dieta saludable rica en proteínas en las dosis adecuadas, en vitaminas, calcio, minerales y micronutrientes que constituyan un regimen equilibrado. Aún así, es probable que el médico nos aconseje tomar condroprotectores. Se llaman así los suplementos dietéticos que contribuyen a la protección y regeneración de los cartílagos como es el caso de la Glucosamina, el metilsulfonilmetano, también conocido como MSM, la condroitina o el cartílago de tiburón. Puedes ver en este blog una comparativa de suplementos para las articulaciones. En el ámbito de la dieta, también queremos hacer referencia al sobrepeso: es muy difícil mantener la salud de las articulaciones de la rodilla si éstas tienen que soportar la sobrecarga de un peso corporal excesivo. Por ello, si no estás en tu peso ideal, es bueno que controles tu dieta, que hagas ejercicio y que busques todos los remedios para adelgazar de forma saludable que estén a tu alcance.
  3. RODILLERA-.Un buen fisioterapeuta te dirá que la mejor rodillera es la preparación muscular ideada para prevenir lesiones de rodilla o los ejercicios para recuperarte de ellas. Sin embargo, una rodillera bien indicada puede reducir el alcance de la lesión, mejorar la sensibilidad propioceptiva y dar confianza a la hora de camiinar, moverse etc, al saber que la articulación no va a poder realizar movimientos extraños que inteinsifiquen el dolor.
  4. RESONANCIA-. Si ya tienes dolor de rodilla persistente, no esperes más y acude al médico. Es probable que una radiografía no sea suficiente para visualizar a qué se debe tu dolor de rodilla, y el médico te indicará entonces una Resonancia Magnética. Se trata de una prueba relativamente larga (unos 45 minutos) pero indolora y cómoda. Si sientes claustrofobia recuerda que existen centros en los que puedes realizarte resonancias abiertas (Resonancia Articular), donde no se introduce el cuerpo entero sino tan sólo la extremidad afectada.
  5. EJERCICIO-. Es importantísimo realizar ejercicios destinados a fortalecer la musculatura que rodea la articulación, incluso aunque nunca antes hayas tenido problemas en la rodilla. Aunque en otro post podrás ver un video de ejercicios de rodilla, en esta ocasión te presentamos tres muy sencillos que memorizarás fácilmente:
  •  1- Elevar una de las piernas suavemente con la rodilla flexionada manteniendo la otra ligeramente flexionada. Repite el ejercicio a menudo, en series de 10 y alternando la pierna.
  • 2-Sentado en una silla con la espalda recta, elevar la pierna lentamente y mantenerla elevada durante unos segundos, girando el pie hacia el interior para trabajar la
  • 3-.De pie y con una de las piernas ligeramente flexionadas, doblar la otra hacia atrás hasta poder recogerla con la mano. Mantenerse así durante unos segundos y repetir en series de diez.

ejercicios rodillatra también un poco flexionada. Realizar

Bioherbarium

Buscamos para tí las innovaciones en Salud Natural, los mejores consejos para la mujer de + de 35 y la Cosmética Bio certificada formulada con el máximo respeto a la piel y al medio ambiente
Cerrar menú