¿CÓMO ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA?

LA DIFICULTAD DE ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA

De entrada, seamos realistas: es difícil adelgazar selectivamente. Una enzima llamada lipoproteinlipasa (LPL) juega un papel muy importante transfiriendo los ácidos grasos del torrente sanguíneo a las células y, aunque está presente en todo el cuerpo, la genética individual determina que se concentre más en unas zonas que en otras. Según esta concentración, habrá más probabilidad de que las células almacenen grasa con mayor intensidad.

Por ejemplo: las mujeres habitualmente tienen más LPL en cintura, glúteos y muslos, y los hombres en la cintura, por eso el exceso de grasa suele distribuirse de forma diferente en función del sexo. Si su herencia genética hace que en algunas áreas corporales sus niveles de LPL sean elevados, su tendencia a acumular grasa en esos lugares será mayor y difícil de contrarrestar. Son las llamadas “zonas rebeldes”, que incluso en personas que adelgazan mucho en un momento dado, se resisten a desaparecer. Estas zonas rebeldes están determinadas por la genética en parte, pero no del todo.

MEJOR MANTENERSE EN EL PESO ADECUADO

Si pasamos a menudo por ciclos fluctuantes de adelgazamiento y luego volvemos a engordar, en cada pico de obesidad acumulamos

La grasa localizada es difícil de eliminar, pero no imposible
La grasa localizada es difícil de eliminar, pero no imposible

nuevos adipocitos («Effects of weight gain and weight loss on regional fat distribution», 2012). Estos adipocitos se crean con facilidad pero erradicarlos es difícil, el organismo tiende a conservarlos en previsión de una época de “vacas flacas” en que de nuevo tratemos de adelgazar. Es importante tratar de evitar estos altibajos, pues son los mayores responsables de la resistencia de los adipocitos a desaparecer y a “deshincharse”.

ENTONCES, ¿CÓMO ELIMINO LA GRASA LOCALIZADA?

Si a pesar de perder peso de forma generalizada hay zonas que se resisten a perder grasa, sólo podemos optar por métodos agresivos (liposucción, inyecciones de fosfatidilcolina), mesoterapia y masajes. La aparatología con LPG, radiofrecuencia y cavitación suele ayudar, siempre y cuando se sea paciente y se acepten los riesgos y el precio que conllevan estos tratamientos.

Los únicos métodos naturales de adelgazar de forma localizada que nosotros conocemos y que realmente dan resultado si se es paciente y constante, son:

  • Masajes frecuentes con aceites y cremas reductoras. No hacen milagros pero activan la circulación, mejoran el aspecto de la piel, contribuyen a reducir la celulitis y son muy saludables para la circulación linfática y sanguínea.
  • En algunos casos, los ejercicios focalizados en una zona concreta funcionan muy bien. Es el caso del abdomen: unas series de abdominales diarios, realizados con perseverancia, son infalibles. Además, no sólo se aplana el abdomen sino que el ejercicio tonifica el sistema cardio-respiratorio y el resto del organismo.
  • Los suplementos adelgazantes ayudan, pero tampoco hacen milagros. Si has de elegir uno, escoge uno que contenga antioxidantes pues, aparte de adelgazar, le harás un bien enorme a tu organismo en otros muchos aspectos. (Nuestro preferido es el Extracto de café Verde, pero insistimos en lo de que no hay milagros: en ocasiones funcionan muy bien, en otras ocasiones parece que el organismo se resiste a adelgazar pese a tomarlos. Los suplementos adelgazantes que no son dañinos para la salud son así: no vas a perder un montón de kilos sólo por tomarlos y, quien te diga lo contrario, miente.
  • Siempre, siempre, siempre se debe acompañar cualquier opción de adelgazamiento de una dieta sana y bien dosificada, no pasarse en las comidas de tarde y nocturnas y caminar un mínimo (mínimo-mínimo) de 10 minutos diarios.
Buscamos para tí las innovaciones en Salud Natural, los mejores consejos para la mujer de + de 35 y la Cosmética Bio certificada formulada con el máximo respeto a la piel y al medio ambiente