psyllium fibra cáscara en polvo (280 gr.)
psyllium fibra cáscara en polvo (280 gr.)

psyllium fibra cáscara en polvo (280 gr.)

Provoca efecto saciante. Facilita el tránsito intestinal.

 

19,86 €

MODO DE EMPLEO

Una cucharada sopera rasa (aprox. 5,8 g) diaria, preferentemente entre las comidas. Mezclar con, al menos, un vaso de agua o zumo y beber inmediatamente.

 

La fibra de la dieta se define como todas aquellas sustancias alimenticias que nuestro organismo no puede metabolizar y utilizar como energía. Todas las fibras se engloban dentro de dos categorías básicas: las solubles en agua y las insolubles en agua, que posteriormente se dividen en cinco subclases: celulosas, hemicelulosas, ligninas, pectinas y gomas.


En la dieta, la fibra insoluble se encuentra típicamente en el salvado de trigo, los cereales integrales, la piel de las VD frutas y verduras y en los frutos secos.


La fibra soluble, por otra parte, puede encontrarse en la avena, pectina, goma guar, cebada, judías y vegetales marinos. Los beneficios de la fibra soluble e insoluble en la salud están bien documentados.


Hay algunos nutrientes contenidos en la fibra que deben ser extraídos por el organismo para su uso, pero la estructura básica de la fibra pasa a través del tracto digestivo limpiando el intestino y dando más volumen a las heces. De hecho, ayuda al intestino a trabajar más eficazmente. De manera más especifica, la fibra insoluble absorbe gran cantidad de agua, estimula al tracto intestinal y proporciona beneficios gastrointestinales.


La fibra soluble es característicamente pegajosa y forma un entramado con el agua produciendo una especie de gel. Modula la glucosa en sangre ralentizando su absorción en el flujo sanguíneo.

Además ayuda a disminuir el nivel elevado de colesterol en la sangre
haciendo que las sales biliares se conjuguen, con lo cual el organismo degrada más colesterol para formar más sales biliares. Incluso actúa como quelante de toxinas (p.ej. metales pesados) en el tracto intestinal. Estudios sobre alimentación revelan que los occidentales consumen aproximadamente sólo un tercio de la fibra que necesitan. Mientras las autoridades sugieren cinco raciones diarias de frutas y verduras, la media se acerca a dos.


La media de una dieta pobre en fibra proporciona sólo 10-20 gramos de fibra al día. Unas simples modificaciones en la dieta personal pueden tener como resultado un aumento de la fibra en la dieta, incluyendo algún cereal rico en fibra para el desayuno, tomando arroz integral más que arroz blanco, incluyendo 2-3 piezas de fruta fresca (con piel) entre las comidas, etc.


También los suplementos de fibra pueden utilizarse para complementar las necesidades dietéticas personales en el aumento de la ingestión de fibra.

Escriba su comentario

psyllium fibra cáscara en polvo (280 gr.)

psyllium fibra cáscara en polvo (280 gr.)

Provoca efecto saciante. Facilita el tránsito intestinal.

 

Escriba su comentario