RECONOCER UN ACEITE ESENCIAL DE CALIDAD

RECONOCER UN ACEITE ESENCIAL DE CALIDAD

aceites esenciales quimiotipados

 

 

Hay aceites esenciales de precios muy distintos y de calidades my dispares, que se usan tanto en aromaterapia como en la elaboración de cosmética natural. Por otro lado, hay muchos productos en el mercado que dicen contener «aceites esenciales»… ¿Cómo podemos fiarnos y reconocer los que tienen un mínimo de calidad?

Cada aceite esencial tiene sus usos particulares. De entre los usos de los aceites esenciales destacan los usos terapéuticos, disciplina conocida como aromaterapia. Actualmente su eficacia en diversos trastornos está siendo objeto de numerosos estudios mucho más prometedores e interesantes de lo que algunos escépticos podrían imaginar (la aromaterapia siempre ha tenido un halo de “terapia alternativa” que a algunos les inspira desconfianza, y sin embargo, es sorprendente las aplicaciones que en la actualidad se le están descubriendo y las que se están probando desde el punto de vista clínico). De ello y de otros placeres que nos ofrece la aromaterapia hablaremos en otras ocasiones, pero hoy vamos a preguntarnos cómo es posible que existan tales diferencias de precio entre aceites esenciales y cómo podemos reconocer un aceite esencial de buena calidad.

Hoy el mercado está saturado de productos que dicen contener aceites esenciales. Éstos varían en calidad y en precio, y se hallan en diversos productos terapéuticos y de cosmética natural. Por supuesto, en primer lugar hemos de asegurarnos de que dichos productos no contengan fragancias sintéticas (no olvidemos que llamar a un producto “natural” no garantiza que no contenga química sintética, sólo podemos asegurarnos de que es realmente natural si tiene certificado BIO o si confiamos en la elaboración artesanal del producto.

Es muy común, pues, encontrar en el mercado sustancias que consisten en una parte de aceite esencial diluida mediante un disolvente químico, de modo que la cantidad de aceite esencial utilizada pueda ser mínima (hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son costosos).

Los aceites esenciales naturales y puros, además de serlo al 100%, no pueden contener ningún ingrediente artificial y han de haber sido extraídos con métodos de control de calidad muy estrictos que puedan garantizanos que están libres de contaminantes como los metales pesados, los residuos químicos de diversa índole, los pesticidas, etc. Conocer y confiar en el laboratorio, así como los certificados BIO y de cultivos orgánicos, es la mejor manera de reconocer un aceite esencial de alta calidad.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los certificados no lo son todo. ALQVIMIA, por ejemplo, es una marca que cuida al máximo la altísima calidad de los ingredientes, y su creador, un auténtico vocacional de la aromaterapia, es capaz de viajar muy lejos para conseguir las esencias más puras. Sus aceites esenciales, ciertamente, tienen un precio bastante elevado y una calidad excepcional. Sin embargo, no han optado a certificados BIO porque así lo prefieren, se consideran una empresa eminentemente artesanal que prefiere invertir en la calidad de los ingredientes que en los procesos burocráticos costosos que conllevan la solicitud y obtención de certificados BIO. Pese al elevado precio de sus aceites esenciales, cabe señalar que los envases de ALQVIMIA son muy generosos y cunden especialmente.

Los aceites esenciales de excelente calidad y relativamente asequibles son más difíciles de encontrar, menos aún de poder hallar en una gama amplia para poderlos combinar, como así lo desea la persona aficionada a la aromaterapia terapéutica o a la aromaterapia cosmética.

Sin embargo, existen opciones. La mejor que hasta ahora hemos encontrado, y en breve la tendremos en nuestra tienda, es la de PRANAROM, una legendaria marca de aceites esenciales que a lo largo de los años ha ido confeccionando un catálogo de aceites esenciales espectacular.

En ambos casos se trata de aceites esenciales de gran calidad, que exceden sobradamente los estándares de calidad ISO y AFNOR. Seguiremos hablando del apasionante mundo de los aceites esenciales. Y, si ya tenemos un aceite esencial en casa y no confiamos en sus ingredientes, en un post posterior explicaremos qué recursos caseros tenemos para reconocer un buen aceite esencial.

 

Bioherbarium

Buscamos para tí las innovaciones en Salud Natural, los mejores consejos para la mujer de + de 35 y la Cosmética Bio certificada formulada con el máximo respeto a la piel y al medio ambiente

Deja una respuesta

Cerrar menú