INGREDIENTES A EVITAR EN LA COSMÉTICA
Ingredientes a evitar en la cosmética

INGREDIENTES A EVITAR EN LA COSMÉTICA

Cosmética Bio certificada
Ingredientes a evitar en la cosmética

 

 

 

Una vida saludable pasa por evitar ingredientes cuya toxicidad está probada en dosis acumulativas. No está claro cuántos ingredientes tóxicos y en qué cantidad penetran en nuestro organismo a través de las cremas que contienen química sintetica, aquí te presentamos cinco ingredientes que deberías evitar y puedes conseguirlo fácilmente pasándote a la Cosmética Certificada Bio o a la Cosmética Natural de confianza.

 

La cosmética convencional usa habitualmente ingredientes que hasta hace un tiempo no habían sido cuestionados. Se trata de aditivos que en general se utilizan para mejorar u homogeneizar la textura de las cremas o para darles un aroma determinado, supuestamente más agradable, aunque lo cierto es que quien se acostumbra a los aromas naturales nunca más vuelve a usar aromas artificiales.

 

SIN EXAGERAR

Sería exagerado alertar de la peligrosidad de estos aditivos, pues son usados en cantidades lo bastante pequeñas para ser consideradas seguras. Sin embargo, la cuestión es que ahí están, que forman parte de la mayoría de productos cosméticos de las grandes marcas y que de un modo u otro penetran a través de la epidermis. Si no fuera así, ¿qué sentido tendría usar parches de nicotina o parches hormonales o incluso parches contra el dolor o parches para vacunarse?

 

¡LAS CREMAS SÍ PENETRAN!

Claro que los cosméticos penetran en el interior del organismo y atraviesan la barrera de la piel. Otra cuestión es en qué medida lo hacen. Sin embargo, mientras los expertos lo debaten, ¿qué sentido tiene que sigas insistiendo en cuidar la piel cremas que contienen ingredientes potencialmente tóxicos cuando puedes hacerlo, por el mismo precio, con cremas a base de ingredientes naturales (Cosmética Natural o Cosmética Bio) Veamos, por ejemplo, cinco ingredientes que la cosmética convencional suele contener y que están ausentes en la cosmética certificada Bio:

 

  1. Parabenos o Parabenes-. Estos compuestos se usan en la industria química y farmacéutica como conservantes. Hace años se relacionaron con el cáncer de mama y desde entonces están bajo la lupa, en concreto desde que a partir del año 2001 se empezaron a publicar artículos en prestigiosas revistas científicas que relataban la presencia de estos aditivos en muestras de tejido en tumores mamarios. Presentes en cremas, geles, champúes, desodorantes, cremas de afeitado y dentríficos, es altamente recomendable leer las etiquetas antes de comprar un producto de higiene y evitar que contengan dichas sustancias. Por otro lado, un pequeño porcentaje de la población es alérgico a ellos y en estos casos ls parabenos pueden estar en el origen de una dermatitis atópica o de una cuperosis de origen desconocido. (Aunque hay que insistir en que el porcentaje de cuperosis provocada por estos alérgenos es mínimo y la cuperosis tiene otras causas).
  2. El aluminio. La acumulación de aluminio detectada en el tejido cerebral de personas con Alzheimer y otras patologías neuronales degenerativas ha puesto este ingrediente en la picota. El aluminio tiene una gran capacidad de penetración y desde hace mucho tiempo su neurotoxicidad está más que estudiada. Aunque la mayoría de grandes estudios incriminaron a las sales de alumiinio presentes en las vacunas infantiles, la mayoría de cosméticos convencionales las contienen, en especial, los desodorantes. Podemos evitar este riesgo buscando en el mercado desodorantes sin aluminio o bien utizando como desodorante la piedra de alumbre natural.
  3. Los aromas sintéticos-. Contienen ftalatos, que habitualmente se usan para estabilizar y hacer más persistentes los aromas. El problemas de las fragancias sintéticas es que pueden alterar el desarrollo hormonal ya que actúan imitando el funcionamiento de los estrógenos. Hay que leer atentamente las etiquetas y asegurarse de que estén libres de ftalatos. La cosmética natural utiliza en su lugar los aceites esenciales y sus derivados.
  4. Los PEG-. Entre los compuestos más conocidos están el lauril sulfato de sodio y el glicol de polietileno (a menudo aparece como PEG). Lee atentamente la etiqueta y asegúrate de que el producto no contiene este tipo de compuestos, que se obtienen de derivados del petróleo altamente cancerígenos pero muy económicos, y que se utilizan como suavizantes y para dar texturas a cremas, geles y champús.
  5. Las Aminas son compuestos de amoníaco que dan lugar a las nitrosaminas (altamente perjudiciales y probadamente cancerígenas) cuando entran en contacto con los nitratos. Se usan como estabilizadores y como espumantes. Aparte de su potencial toxicidad en relación a enfermedades graves, a menudo provocan reacciones alérgicas en la piel sequedad extrema y también irritación y dermatitis.

 

PERO HAY MÁS…

Estos son sólo cinco ingredientes muy comunes que podemos tratar de evitar en nuestras cremas y productos de higiene. Lo conseguiremos fácilmente leyendo las etiquetas o usando productos que nos garanticen la ausencia de química sintética por medio de certificados Bio. Hemos mencionado cinco, pero hay muchos más. Algunos particularmente dañinos y muy conocidos, como es el caso de los colorantes artificiales que contienen los tintes para el cabello. Cuando la enfermedad llama a tu puerta, tanto si es leve como grave, muchos médicos te aconsejarán como primera medida de higiene evitar los tintes agresivos. Encontrar un tinte saludable no es fácil: conjugar calidad y salud en un tinte que sea lo más natural posible es el deseo de muchas mujeres. La cosmética Bio certificada nos ofrece algunas opciones que no tienen nada que envidiar a los tintes tradicionales y, algunas de ellas basadas en colorantes a base de henna y otros ingredientes naturales. Y aunque no son mágicas, son igual de efectivas ara embellecer y dar brillo y color al cabello y mucho menos tóxicas (y, desde luego, su olor es mucho más agradable!). Os hablamos de ellas en otro post.

Bioherbarium

Buscamos para tí las innovaciones en Salud Natural, los mejores consejos para la mujer de + de 35 y la Cosmética Bio certificada formulada con el máximo respeto a la piel y al medio ambiente
Cerrar menú