Unas gotitas de aceites para baño o ducha en el agua de la bañera convierten este momento en un placer digno de un spa... Sus aromas influyen igualmente en el estado de ánimo y contribuyen a aliviar diversos problemas de salud.