La piel seca es frágil y sensible: ¡Cuídala con mimos especiales, como son los aceites faciales de calidad y las cremas hidratantes a base de ingredientes naturales que nutren la piel en profundidad.