ATENCIÓN VACACIONES HASTA EL 24 JULIO: LOS PEDIDOS EFECTUADOS HOY SERÁN PROCESADOS EL 25 de JULIO

cosmetica sin toxicos

¿QUÉ ES EL INCI?

La palabra INCI significa “International Nomenclature of Cosmetic Ingredients”. La fórmula señalada como INCI es la única que nos dice exactamente los ingredientes que contiene un cosmético. No debemos confundir con “Composición”, o “Ingredientes”: aquí las marcas pueden destacar lo que más les interesa (extractos botánicos) y, por el contrario, ocultar lo que no desean mostrar. Para saber qué contiene un cosmético debemos pues leer el INCI.

El INCI proporciona seguridad a los usuarios de los productos cosméticos y la garantía de que este INCI ha sido declarado oficialmente al portal europeo de cosmética de la UE o, fuera de la UE, en los organismos correspondientes. Saber leer un INCI nos permite distinguir qué ingredientes en nuestro producto son naturales, naturales y ecológicos, o sintéticos. También nos permite conocer la importancia del ingrediente en el producto, pues aunque no aparecen los porcentajes exactos, sí podemos saber que los ingredientes que aparecen al comienzo del INCI son los más abundantes en la fórmula del producto, mientras que los que aparecen al final tienen un porcentaje mucho más bajo.

LOS CERTIFICADOS ECOLÓGICOS

Los certificados ecológicos, por su parte, nos orientan sobre los ingredientes que no debe contener un producto cosmético para ser considerado “ecológico” o “bio”. Se trata de certificados expedidos por un organismo regulador que lo acredita como tal. Es una forma simple de asegurarte de que lo que estás comprando es realmente “eco” o “bio” y no te están engañando. Hay muchos certificados donde elegir, pues no hay un certificado común europeo o mundial común.

Los certificados de cosmética ecológica más conocidos son Ecocert, Cosmebio (Francia), BDIH (Alemania), Soil Association (Reino Unido), USDA (USA) y OFC (Australia).Otras certificaciones también conocidas son: Bioforum (Bélgica), ICEA (Italia), Demeter (Alemania), CPAEN (Navarra), IMO/Vida Sana (Suiza).

En la actualidad se está trabajando para establecer unos estándares comunes en el proyecto COSMOS-standard (www.cosmos-standard.org) y también han creado un sello llamado Natrue, que intenta recoger los valores comunes para llegar algún día a crear un sólo certificado.

Conseguir la certificación ecológica es un proceso caro para las empresas. Por ese motivo, a veces pueden encontrarse pequeñas empresas que trabajan con un criterio ecológico impecable pero que no han accedido todavía al certificado ecológico. En ese caso, leer el INCI es nuestra única garantía.

Buscar el sello es garantía de seguridad y garantía, especialmente, de que la gran mayoría de ingredientes tóxicos de los que se ha demostrado implicaciones en procesos tumoraleso que causan irritaciones o que potencialmente pueden causar alergias graves no están en ese producto.

Ejemplo: los requisitos fundamentales que tiene un certificado tan común como ECOCERT son:

      1. La utilización de ingredientes procedentes de recursos renovables y transformados por medio de procedimientos respetuosos con el medio ambiente. Ecocert comprueba la ausencia de transgénicos, parabenos, fenoxietanol, nanopartículas, silicona, PEG, perfumes y colorantes sintéticos, ingredientes de origen animal (excepto productos naturales en sí mismos: leche, miel, etc.). También comprueba el carácter biodegradable o reciclable de los embalajes.

      1. El porcentaje mínimo de ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica que es necesario alcanzar para obtener la certificación ECOCERT es en todos los casos, un porcentaje mínimo del 95% de todos los ingredientes utilizados debe ser natural o de origen natural.

      2. Ecocert controla sobre el terreno a todos los operadores y su proceso de fabricación.

Podríamos extendernos mucho más, pero se pueden consultar el resto de certificados en las páginas oficiales de éstos en la web. Los certificados suelen exigir requisitos similares, aunque varían ligeramente de unos a otros.

INGREDIENTES A EVITAR

Lo más interesante de la cosmética ecológica es lo que no lleva. Durante los últimos años, se han efectuado esfuerzos de regulación, innovación e I+D que han dado lugar a productos de texturas muy logradas a pesar de prescindir de ingredientes sospechosos que la cosmétcia convencional sigue usando y que son polémicos algunos, probadamente tóxicos otros.

Un certificado y la mirada atenta de los expertos en cosmética ecológica ha de garantizarte que tus cosméticos no contienen los siguientes ingredientes:

Acrilatos Polímeros (plásticos):

Dañan los océanos y la vida submarina

Colorantes sintéticos

Suelen contener sustancias potencialmente carcinógenas

Ftalatos

Bien conocidos como disruptores hormonales que pueden favorecer o potenciar enfermedades relacionadas con el sistema endocrino.

Benzoyl Peroxide

Potencialmente tóxico

BHA, BHT

Conservantes que pueden incrementar el riesgo de ciertos tipos de cáncer

Diazolidinyl Urea

Emite formaldehídos que están clasificados como carcin´genos y además están derivadas de urea animal

Dimeticonas & Siliconas

Tienden a sellar los poros, de modo que resultan perjudiciales para la saludable respiración de la piel y/o el cuero cabelludo.

GMOs (Organismos genéticamente modificados)

Por su relativa novedad, se desconocen sus efectos a largo plazo.

Glicoless (Etileno, Butileno, Propileno, Polietileno Glicol)

Derivados del petróleo, son ingredientes potencialmente carcinogénicos.

Hidroquinona

Muy usada como agente anti-manchas en los productos dermofarmacéuticos, no puede usarse en cosmética Bio por ser considerada un disruptor endocrino.

Isopropyl Alcohol

Es un tipo de alcohol que reseca excesivamente la piel y puede llevar a irritaciones.

Acetato de Plomo

El plomo y otros metales pesados son muy utilizados en el maquillaje convencional. Son causa conocida de neurotoxicidad, y por ello, evitados en cosmética Bio.

Formaldehyde

De alto potencial carcinogénico, se usa en los esmaltes de uñas convencionales, pero no en los esmaltes “free”.

Aceites minerales

Están basados en el petróleo y relacionados con consecuencias dañinas para la salud

Nanopartículas

Pueden ser absorbidas en el torrente sanguíneo con rapidez* (sin embargo, es preciso conocer se qué tipo de nanopartículas se trata, ya que en algunos casos las llamadas “nanopartículas” son “micropartículas” que no pueden ser absorbidas y son potencialmente mucho más seguras.

Parabenos y PEG'S

Son factores de disrupción endocrina y pueden incrementar el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

PABA, OXIBENZONA y otros filtros solares convencionalles

Son muy contaminantes y potencialmente perjudiciales para la salud.

Talco

Muy usado en maquillaje (sombras de ojos, colorete, etc), contiene fibras asbestiformes que puden resultar perjudiciales al ser inhaladas

Toulene

Petroquímico usado como selvente que es potencialmente neurotóxico

Triclosan

Antibacteriano usado en cosmética convencional especialmente en dentífricos y jabones, asociado a trastornos endocrinológicos.

Al navegar por nuestra web, las cookies se almacenan en su ordenador para una mejor experiencia de navegación. Consulte la política de cookies