¿TE FALLA LA MEMORIA?

me-falla-la-memoria

 

 

Álvaro Bilbao ha escrito un libro muy interesante sobre los fallos de memoria, que además de excelentes consejos y ejercicios, ayuda al lector a comprobar y a mejorar el estado de su memoria.

En el repertorio de soluciones para los que están preocupados por prevenir la pérdida de memoria, las herramientas más populares son los suplementos de DHA y de Omega 3, el Ginkgo Biloba, la vtamina B1, alimentos como las nueces o los pescados grasos, la buena calidad del sueño y el ejercicio saludable y regular. Pero hay más. Álvaro Bilbao ha escrito un libro interesante sobre los fallos de memoria, un libro que ayudará al lector a decidir si los despistes que tiene en su vida cotidiana son irrelevantes o, por el contrario, pueden suponer algo más serio.

La preocupación por perder la memoria va en aumento en la edad madura. Los científicos están dedicando grandes esfuerzos a curar enfermedades como el Alzheimer aunque desgraciadamente, por el momento no existe ningún tratamiento que permita la curación y la eficacia de los medicamentos que se utilizan para retrasarlo han sido cuestionados por algunos especialistas. Por ello, debemos poner el foco en la prevención, que es la única estrategia que por el momento está a nuestro alcance para actuar frente al deterioro de la memoria y de las capacidades cognitivas. Los resultados de las más recientes investigaciones avalan la hipótesis de que ciertos estilos de vida pueden de verdad frenar el deterioro cognitivo causado por el envejecimiento cerebral.

Me falla la memoria es una obra de divulgación científica publicada por RBA con un enfoque muy práctico que le permitirá responderse a preguntas que seguramente se hace a menudo: ¿es normal que ocasionalmente olvide dónde dejé las llaves? ¿Es significativo que me haya confundido de hora? ¿Qué puedo hacer por mejorar mi memoria? ¿Cómo puedo proteger el cerebro de los daños causados por el envejecimiento? ¿Influye el estrés en la memoria? ¿Y el hábito de la multitarea? ¿Cómo lograr más concentración, puesto que al fin y al cabo la atención (o la falta de ella) es el factor clave que nos impide recordar con la adecuada precisión?

A estas y otras preguntas trata de responder el  autor, Doctor en Psicología y Neuropsicólogo clínico, formado en el Royal Hospital for Neurodisability (UK) y especializado en el Hospital Johns Hopkins (EEUU) en el diagnóstico de alteraciones de memoria, lleva años profundizando en el tema. Además, Álvaro Bilbao ha colaborado con la OMS (Organización Mundial de la Salud) en proyectos relacionados con evaluación y la reeducación en el ámbito de la discapacidad cognitiva. Su vocación, además de científica, ha sido siempre también divulgativa. De ahí que tengamos en las manos este libro de fácil comprensión y a la vez riguroso en el que el autor trata de responder a las preguntas citadas y en el que encontraremos también una buena colección de ejercicios, consejos y trucos para ejercitar la memoria y hacer lo que esté en nuestras manos para protegerla del estrés actual o de nuestra determinación genética, si la hay.

Un libro para leer y para conservar. Además de la lectura del libro, les recomendamos una visita a su web www.mefallalamemoria.com, donde podrán realizar un test tentador, sencillo y rápido que les dirá si su memoria está en óptimas condiciones o si, por el contrario, debe usted empezar a preocuparse por ella…

¿Dietética para combatir el cáncer?

prevenir cáncer con la dieta

alimentacion-anticancer-dra-odile-fernandez-340x320

 

 

Hablamos del libro de Odile Fernández, que ha recobrado la salud tras un cáncer diagnosticado en fase IV con una alimentación anti-cáncer que le cambió la vida.

A veces, en Bioherbarium nos hemos negado a tener en el catálogo algunos suplementos anti-cáncer que nos parecen un “timo” o que hacen una publicidad engañosa, exagerada o falaz sobre un tema tan delicado. Pensamos que una buena nutrición (y los suplementos dietéticos cuando ésta tiene deficiencias o no se pueden seguir dietas lo bastante saludables), ayudan a prevenir el cáncer, y así comienzan a demostrarlo muchos estudios epidemiológicos. A veces nos decimos: prevenir el cáncer, sí, pero, ¿es capaz la alimentación de combatir el cáncer cuando ya se ha presentado?

Aprovecharse del miedo y de la vulnerabilidad de las personas enfermas de cáncer para venderles costosos tratamientos nos parece, simplemente, una práctica repulsiva. Con esto queremos decir que somos de naturaleza bastante escéptica y que no creemos en las teorías “conspiracionistas” según las cuales en todos los laboratorios farmacéuticos hay intereses creados: no dudamos que los hay, pero también es cierto que tenemos numerosos amigos médicos, especialistas e incluso propietarios de grandes laboratorios farmacéuticos con hermanos, madres, hijos con cáncer. ¿Acaso creen ustedes que  si existiera una panacea fuera de la medicina convencional dejarían que sus seres amados la ignoraran?

Pues bien, quizá por nuestro escepticismo tiene todavía más valor este artículo sobre un libro que consideramos sumamente interesante y que es un ejemplo de vida. Su autora es Odile Fernández. Odile, que habla sobre todo de alimentación adecuada como terapia, no renegó en su momento de la quimioterapia, pero no tiene dudas sobre los beneficios que le aportó la dieta anticáncer. Lean sus libros y encontrarán uno a uno los alimentos que la ayudaron a recobrar la salud, pero también sabrosas recetas porque la autora ama la vida y la cocina y no está dispuesta a pasarse la vida comiendo cualquier cosa y menos aún de renunciar al placer de comer. A pesar de nuestra prudencia a la hora de hablar de dietética, hemos de reconocer que el libro que acabamos de leer, “Alimentación anticáncer”, nos llena de esperanza respecto a los beneficios de la dietética para combatir el cáncer. Pero la experiencia de Odile no es tan “milagrosa” como pueda parecer. Cada vez más, los estudios clínicos y epidemiológicos nutricionales demuestran beneficios de tomar determinadas sustancias que contienen algunos alimentos cuya eficacia anti-cancerígena ha sido demostrada. Sucede, sin embargo, que los estudios epidemiológicos nutricionales son costosos, están aún en sus inicios y arrojan a veces resultados no definitivos. Por eso es aún más esperanzador si cabe el testimonio de personas como Odile. Ahora, tres años después del diagnóstico de un cáncer de ovario en fase IV (un tipo de cáncer que suele diagnosticase en fases tardías y que tiene porcentajes de supervivencia muy bajos), tres años después de saber que tenía metástasis y un porcentaje de supervivencia a dos años de un “5%”, Odile Fernández está pletórica, llena de proyectos y embarazada. Su libro “Alimentación anti-cáncer” como su otro libro “Mis recetas anticáncer” son una delicia para las personas. Odile se lamenta de la falta de comunicación entre pacientes y oncólogos en temas de nutrición. Además, tiene un sueño: gestionar una casa de reposo en la que se tratase al paciente de un modo integral, con los métodos convencionales pero también con la nutrición anticáncer adecuada y en el que se cuidaran los aspectos emocionales clave para combatir la desesperanza y la frialdad del hospital. Los sueños mueven montañas. Ojalá se cumpla el suyo.

CONTAMINACIÓN: ¡POR FIN LA OMS LO ADMITE!

Al fin la OMS admite que la contaminación urbana es causa de cáncer
Al fin la OMS admite que la contaminación urbana es causa de cáncer

 

 

Al fin la OMS admite de forma oficial que la contaminación ambiental es un peligro para la salud, y una causa de cáncer de pulmón y de otras graves enfermedades.

 

 

¿Podemos hacer algo para contrarrestar sus efectos?

Lo cierto es que todo se ha focalizado tanto en los fumadores y se ha demonizado tanto el tabaco (sin duda terriblemente nocivo), que la polución causada por los automóbiles parecía inocua o eso querían hacernos pensar. De ese modo, el humo del tabaco ha sido hasta ahora el perfecto chivo expiatorio sobre el que han recaído todas las culpas. Pero resulta que la revista de investigación The Lancet Oncology publica que en 2010 se produjeron nada menos que 223.000 muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo atribuibles a la contaminación ambiental.

 

Las fuentes principales de este aire contaminado son los tubos de escape, las emisiones industriales y agrícolas y la calefacción residencial. Respiramos un aire cargado de contaminantes infinitesimales y compete a los gobiernos tratar de paliar este problema cada vez más acuciante. Pero, mientras tanto, ¿podemos hacer algo para compensar tanta suciedad como entra en nuestro organismo? A nosotros sólo se nos ocurren dos recomendaciones:

  1. La primera es no obsesionarnos. Puesto que estamos en permanente riesgo de enfermar físicamente, no hace falta que, además, le añadamos problemas mentales a nuestra complicada vida. Por supuesto esto es fácil de decir pero no siempre de hacer. Cada vez hay más personas con trastornos de hipocondría u otras fobias relacionadas con la contaminación del aire, de los alimentos, etc.
  2. La segunda es tratar de minimizar, si es posible, los efectos de tan ubicua contaminación. Es evidente que fumar es añadir una bomba de relojería al polucionado ambiente que respiramos. Pero hay más: podemos, por ejemplo, evitar los cosméticos convencionales, que contienen parabenos, derivados del petróleo y otras joyas. La cosmética natural asequible existe: ¿para qué, entonces, dejar que penetren a través de la piel contaminantes indeseados sin necesidad alguna?
  3. En el campo de la alimentación, podemos minimizar el impacto de la comida que ha crecido en huertos contaminados tratando de consumir alimentos ecológicos. La alimentación bio está en alza y se encuentra cada vez más cerca de nosotros. Son productos algo más caros, pero en la medida que el consumidor los busca y compra cada más, se irán haciendo más asequibles.
  4. Nuestra tercera recomendación es averiguar, a través de estudios clínicos rigurosos, si en efecto existen suplementos alimenticios que pueden ayudarnos a bloquear el consumo y la acumulación de metales pesados y otros contaminantes en nuestro organismo.

 

 

Así se dice de las vitaminas B6 y B12, que los médicos naturistas aseguran que  ayudan en la eliminación de metales pesados en el tracto intestinal.  Tabién a los aminoácidos que contienen sulfuro, como la metionina, taurina y cisteína, se les atribuyen propiedades queladoras.

 

Está también la pectina, que se halla en la piel de las manzanas y las peras, principalmente, y ayuda a eliminar los metales pesados a través del intestino. O la N-Acetil-Cisteína, funciona como agente quelador* y antioxidante. (*quelador: que capta los metales y les hace perder sus propiedades nocivas). Y muy especialmente en Glutation, que se ha demostrado efectivo en la intoxicación por metales pesados.

 

Por último, insistimos de nuevo en no pecar de excesivo alarmismo, especialmente por una razón: se trata del aire que respiramos. No podemos prescindir de él.

TUBERCULOSIS Y SUPLEMENTOS NATURALES

un suplemento natural cura la tuberculosis
un suplemento natural cura la tuberculosis
Suplemento natural para curar la tubercuosis descubierto en el Hospital Germans Trias i Pujol

 

¿Te asusta la facilidad con que se propaga la tuberculosis? Lee este artículo: hay buenas noticias para los preocupados y excelentes noticias para los infectados. Vienen de un equipo científico y, en concreto, el descubrimiento, hallado en el lecho de un río, procede del Hospiral Germans Trias i Pujol. Sigue leyendo.

 

El mundo de los suplementos dietéticos está de enhorabuena: el Dr. Cardona, jefe de la unidad de Tuberculosis Experimental del Hospital Germans Trias Pujol, ha demostrado que un suplemento natural hallado en el lecho de un río y que podría salir al mercado en el verano del 2014, es efectivo para evitar el desarrollo de la tuberculosis. El Dr. Cardona y su equipo ya sacó adelante una vacuna contra esta misma enfermedad que todavía no se ha comercializado y que está detenida por falta de financiación. La vacuna contra la tuberculosis que ellos tratan de sacar al mercado es un fármaco, mientras que, en cambio, el hallazgo que ahora nos ocupa no es un fármaco, sino es una sustancia natural que impide que las personas infectadas de tuberculosis, que son un número cada día más preocupante, desarrollen esta grave enfermedad.

 

Dado que la sustancia es una especie de probiótico que el mismo doctor confiesa ya haber probado, la necesidad de trámites no es tan rigurosa como en el caso de la vacuna. Por otro lado las grandes empresas farmacéuticas no se interesan por y ello es lo que los ha llevado a comercializarla como suplemento natural: una excelente alternativa que demuestra hasta qué punto pueden ser eficaces los remedios naturales, siempre que se tomen con sentido común y bajo la prescripción de un especialista. La investigación del Dr. Cardona se basó en la hipótesis de que el microorganismo responsable de la tuberculosis, presente en una gran parte de la población, se desarrolla con virulencia en unas personas mientras y en otras, en cambio, permanace en estado latente. A partir de esta hipótesis el equipo del Dr. Cardona ha llegado muy lejos en el avance de las armas para combatir esta terrible enfermedad.

 

La tuberculosis es una enfermedad que muchos consideran erradicada, pero la realidad está muy lejos de esta creencia: se trata de una de las enfermedades más expandidas, que ha logrado infectar a más de la tercera parte de la población mundial, según datos de la OMS. Se contagia por el aire, de modo que contraerla es relativamente fácil, y no es para nada cierto que se trate de una enfermedad propia de barrios marginales. De hecho, esta creencia errónea ha contribuido no poco a empeorar las condiciones de los enfermos y a disminuir los recursos que se destinan a la investigación de esta enfermedad.

 

Por todo ello, y porque cada año crece el número de nuevos infectados, el descubrimiento del Dr. Cardona tiene un interés crucial. Permitirá nada menos que frenar el desarrollo de la enfermedad en cualquier persona que esté infectada. Cualquier persona podrá tomarlo para prevenir el desarrollo de la tuberculosis sin ningún miedo a efectos secundarios indeseables, pues se tratará de un suplemento natural totalmente inocuo. Lo esperamos con impaciencia.